27 C
Monzón
lunes, 26 julio, 2021

Madrid estudia el proyecto de la Vía Verde Barbastro – Monzón

El reivindicado proyecto de la Vía Verde Barbastro – Castejón del Puente – Monzón está más cerca de ser una realidad. Los tres ayuntamientos implicados en este trazado entregaron a mediados del mes de mayo al Ministerio de Agricultura, Pesca y Alimentación (MAPA) el proyecto redactado por la Fundación de los Ferrocarriles Españoles y cuyo coste, unos 40.000 euros, ha asumido la Diputación Provincial de Huesca. El proyecto transcurre a lo largo de 23 kilómetros partiendo de donde se ubicó la antigua estación ferroviaria de la ciudad del Vero hasta la Estación Río Cinca de Monzón. Su coste de ejecución es 1.378.000 euros.

Queda pendiente la redacción de otro proyecto que conecte Barbastro con las Pasarelas del Vero en Alquézar, para así vincularlo al Camino Natural del Somontano que recorre la sierra de Guara. De esta forma la Vía Verde pasará a ser un Camino Natural, propiciando así su financiación por  MAPA (el Camino Natural del Somontano conectaría con el navarro de Irati y por oriente con Montfalcó y Cataluña). La redacción del proyecto entre Alquezar y Barbastro la asume la Comarca de Somontano. El trazado, también de una veintena de kilómetros, recorrerá las localidades de Buera, Huerta de Vero, Pozán de Vero y Castillazuelo.

Por lo que respecta al proyecto de la Vía Verde presentado por videoconferencia, los técnicos del Ministerio han elogiado su redacción, realizada por una empresa experta en ejecutar este tipo de recorridos. Así lo cuenta el alcalde de Castejón del Puente, Antonio Comps, y la concejal de Servicios del Ayuntamiento de Barbastro, Raquel Salas.

Según informan desde el Ministerio el proyecto “está en fase de revisión y hasta que no esté revisado y cuente con todos los permisos necesarios para ejecutar la obra (función que debe realizar el promotor), no es posible dar una estimación del inicio de la misma”.

Aún así, los ayuntamientos son optimistas y confían en ver el inicio de las obras pronto: “No hay una adjudicación clara para este proyecto. Hay fondos, algunos de Europa, pero hay muchos proyectos a la cola y lo tendrán que estudiar mucho. Nosotros nos llevamos una buena impresión y se vio mucha predisposición. La presentación fue espectacular, a los técnicos del Ministerio les encanto, nos dijeron que el proyecto era impecable y que había un trabajo muy meticuloso. Técnicamente es viable y ahora hay que intentar que esos fondos se inviertan en esta vía verde”, señala Raquel Salas. Tras esta reunión, “que se saldó de forma satisfactoria”, ahora llegará un nuevo encuentro de carácter político para seguir avanzando en la tramitación. A favor de este proyecto juega que de acometerse sería la primera Vía Verde construida en la provincia de Huesca.

Cuando la Vía Verde esté ejecutada los tres consistorios deberán pagar el alquiler de la vía en función de kilómetros y habitantes, así como hacerse cargo del mantenimiento.

Una pasarela sobre la N 240

El proyecto conserva prácticamente el trazado original de la línea ferroviaria. Saldrá desde el barrio de San Valentín, donde el Ayuntamiento de Barbastro ya ha acondicionado los primeros 500 metros. Restará colocar un elemento conmemorativo o panel informativo para rememorar la presencia ferroviaria en Barbastro que data de 1880.

En el cruce con las Valdorrias se colocarán hitos de seguridad debidamente señalizados como Camino Natural para dar prioridad a los usuarios. La misma señalización se colocará en la entrada de Brilén.

En el túnel se iluminará la parte baja respetando la colonia de murciélagos (a petición del INAGA) y se revestirá con una carpa de hormigón y mallas para evitar desprendimientos. Tras salir del túnel, la vía realizará un trazado de herradura por el polígono Valle del Cinca, donde habrá que salvar la presencia de aguas acumuladas por las acequias con un sistema de cuneo y entubado. El antiguo puente de hierro se restaurará para seguir recorriéndolo como hacía la ‘Burreta’.

La variación con respecto al trazado ferroviario se encuentra en el cruce aéreo de la N 240. Se salva con una pasarela colgante de madera, ya utilizada en otras vías verdes, que conducirá hasta los viñedos de Sommos a través de los caminos de la propia bodega.

A su llegada al término municipal de Castejón del Puente, la vía transcurre por el original tramo ferroviario con la salvedad del paso subterráneo por debajo de la N – 240 que conduce a la antigua estación que se transformará en un área de descanso y se rehabilitará con la firma de un acuerdo entre el Ayuntamiento de Castejón y Patrimonio de ADIF.

Una rotonda en Monzón

El tránsito entre Selgua y Monzón pasa por el polígono La Armentera. El Ayuntamiento ribereño ha alcanzado un acuerdo de cesión de un tramo con la química Ercos. Otra dificultad que el Consistorio deberá resolver con Carreteras será el de la conexión al parque de Los Sotos tras cruzar la autonómica A – 130 que conecta con la N 240. En ese sentido el Ayuntamiento ha pedido a Fomento la creación de una rotonda pacificada con badenes. De esta forma se podrá cruzar con seguridad vial por ese tramo carretero y llegar al parque de Los Sotos. De ahí la vía conectará con el parque de La Jacilla a través de la pasarela creada en el nuevo puente sobre el Cinca. “Facilitaría el enlace de la carretera con el parque y restaurante de Los Sotos y permitiría que las familias pudieran transitar tranquilamente desde la estación del tren a la vía verde. Ya estamos trabajando con varias empresas para realizar esta mínima inversión que solventaría el punto más crítico que tiene el tramo de Monzón”, explica el concejal de Medio Ambiente Miguel Hernández.

Desde La Jacilla, la vía verde transcurre por el paseo fluvial del Sosa hasta el parque José Luis Escutia, para desde ahí tomar la calle Jaime I y llegar a la Estación del Río Cinca.

Otras noticias