5.5 C
Monzón
sábado, 27 noviembre, 2021

“Hemos conseguido que la jornada sea una fiesta del deporte y la solidaridad”

El próximo 28 de noviembre el Club Deportivo Santa Ana organiza la V edición de la Trail Solidaria el Pino de Binaced, cuya recaudación se destinará al área de oncología del Instituto Aragonés de Investigación Sanitaria. La prueba deportiva consta de dos recorridos, uno más asequible de 7,1 kilómetros y otro más exigente de 19,7 kilómetros; también se ha organizado una andada para aquellos que quieran participar de una manera más tranquila. La cita regresa tras el parón obligado por la pandemia que hizo inviable su celebración en 2020, y lo hace con la misma ilusión que el primer año. Las inscripciones se pueden formalizar hasta el próximo 25 de noviembre en la web: www.trailsolidariaelpino.es

La situación sanitaria que nos acompaña desde marzo de 2020 ha provocado que la totalidad de actividades tanto deportivas como solidarias de este tipo se hayan suspendido durante el último año y medio. Poco a poco y a cuentagotas están regresando, una de las primeras citas en volver a fijar fecha en el calendario ha sido la Trail Solidaria el Pino de Binaced, un evento que espera reunir a cerca de medio millar de participantes en las diferentes disciplinas que con tanto mimo han preparado. “En 2020 fue imposible llevarla a cabo, el día que se tenía que haber realizado fue un día triste para nosotros y teníamos claro que no queríamos que pasara otro año… El pasado 1 de octubre anunciamos que volvíamos a la carga y el apoyo por todas las partes no se ha hecho esperar”, explica María Barrabés, una de las impulsoras del proyecto.

El domingo 28 de noviembre se complementará con una charla programada para el día anterior, jornada donde se empezarán a repartir los dorsales y las bolsas de los corredores –este año las camisetas serán de color azul turquesa-. En esta ocasión la invitada será Raquel Castillo, una mujer que ha realizado la Transalpina en bicicleta tras padecer una leucemia. “Siempre buscamos a personas que nos cuenten sus historias de superación relacionadas con el deporte y el cáncer. En años anteriores hemos traído a personajes como Paula Fernández Ochoa; también ciclistas, alpinistas…”, explica Barrabés, que tras realizar el Reto Pelayo en 2015 –coronó el Kilimanjaro- cuenta con contactos a los que recurre para poder traer a conferenciantes de relevancia nacional.

ORÍGENES
En 2016 se realizó la primera edición de una iniciativa que se ha convertido en una insignia para el pueblo de Binaced, de la que todos sus vecinos se sienten tremendamente orgullosos, y es que es para estarlo. Hasta el momento han recaudado algo más de 32.000 euros, una cifra muy a tener en cuenta. La cantidad aumenta año tras año y eso habla de su crecimiento e incidencia. “Hemos conseguido que la jornada sea una fiesta del deporte y la solidaridad”, explican desde la organización, que desde los orígenes ha estado formada por cinco personas.

La semilla empezó a germinar en 2015, cuando María Barrabés, tras superar un cáncer de mama, comenzó a darle vueltas a la cabeza con un objetivo conciso. “La gente se portó muy bien conmigo durante todo el proceso y yo quería aportar mi granito de arena. Le conté mis inquietudes a Sonia, mi mejor amiga y escudera, y nos pusimos manos a la obra. Contactamos con varias personas vinculadas al deporte en Binaced y entre todos pusimos en marcha la maquinaria para hacer realidad una idea que surgió de la nada”, explica María Barrabés, que junto a Javier Alvira, Paloma Citoler, Sonia Citoler y David Oliván forman el equipo organizador del evento. Cada uno se encarga de una parcela y entre todos se complementan a las mil maravillas para corroborar el axioma de “el todo es más que la suma de las partes”.

No podemos olvidarnos del Club Deportivo Santa Ana, entidad que respalda esta iniciativa solidaria y sin ánimo de lucro. “Nació vinculado al AMPA del colegio, ahora queremos abrirla a todos los vecinos. El objetivo es organizar durante el año otras actividades deportivas. Convertirnos en un club donde prime la solidad, una educación en valores y que permita realizar iniciativas en familia al aire libre”. Un ejemplo sería la I Titin Solidaria, que comenzó en 2019 y que quiere retomarse en los próximos meses, en aquella ocasión se realizó una carrera de obstáculos para niños y niñas entre los 3 y los 12 años.

INSCRIPCIÓN Y DATOS TÉCNICOS
Toda la información sobre la Trail puedes encontrarla en la página web: www.trailsolidariaelpino.es o también en sus redes sociales, tanto en Facebook como Instagram, allí podrás consultar los recorridos –descargar el track-, horarios, noticias sobre el evento, listado de participantes, etc. Las inscripciones están abiertas hasta el próximo 25 de noviembre, y a dos semanas del evento ya son casi 150 personas las que se han apuntado. La prueba ofrece diferentes opciones, por un lado, están las carreras: la corta (7,1 kilómetros y 274 metros de desnivel positivo) y la larga, mucho más exigente (19,7 kilómetros y 900 de desnivel); el coste de ambas es de 20 euros.

“Las pruebas competitivas transcurren por sendas, caminos y monte, acumulándose un importante desnivel. Las subidas y las bajadas se suceden durante todo el recorrido y se atraviesan zonas técnicas donde hay que ir con los cinco sentidos, como por ejemplo en las inmediaciones de El Pino, todo un símbolo de la población. Para esta edición hemos decidido mantener las mismas rutas que se realizaron en 2019”, señalan. Resaltar que, en esta ocasión, al recoger el dorsal será obligatorio presentar una declaración de responsabilidad relacionada con el covid. Por motivos sanitarios este año no se realizará la comida de hermandad, ni tampoco estará permitido el uso de los vestuarios y las duchas.

La andada solidaria, que recorrerá las inmediaciones de Binaced, durará unas dos horas y tiene un precio de 10 euros para mayores de 12 años y de 5 para menores de esta edad. Por último, cabe la posibilidad de adquirir un dorsal solidario colaborando con 10 euros. A estas cantidades que aportan los participantes hay que sumar la inestimable ayuda del Ayuntamiento de Binaced que pone todo de su parte para que se pueda llevar a cabo la Trail. Resaltar también la implicación de las empresas colaboradoras, tanto de la localidad binacetenses, como de otras de la zona: Binéfar, Monzón, Cofita, Estadilla… e incluso Graus.

ILUSIONES RENOVADAS
Tras el año de parada obligatoria regresan con ilusiones renovadas y con las mismas ganas que les ha llevado a preparar cada una de las cuatro ediciones anteriores. “Con la llegada de noviembre comenzamos la cuenta atrás y cada día es una bendita locura”, nos explican. Contactar con los voluntarios -además de vecinos de Binaced, también colaboran de forma activa miembros del Club Montisonense de Montaña y de Montañeros de Barbastro- limpiar las rutas, marcarlas, terminar de cerrar patrocinios, encargar las camisetas, preparar los avituallamientos, tener la Web y las redes sociales actualizadas, preocuparse que todos los papeleos (seguros, permisos) estén correctos y mucho más. “Se nos ocurren mil cosas y repasamos todo hasta la saciedad con el único objetivo de que salga a la perfección”.

En cuanto al dinero recaudado, en esta quinta edición han decidido que irá destinado al área de oncología del Instituto Aragonés de Investigación Sanitaria, con los que también colaboraron en 2017. Otra de las instituciones a la que han entregado las aportaciones obtenidas en años precedentes fue para un proyecto de un hospital infantil en Nepal a cargo de la Asociación Alpinistas con Cáncer, a la que pertenece María Barrabés; mientras que en las dos últimas ediciones el dinero fue a parar a la sección de oncología del hospital de Barbastro.

Otras noticias